Blog

Blog (58)

Estimados amigos

De nuevo desde la Universidad de Salamanca y Formación Alzheimer os queremos invitar, en esta nueva ocasión a participar en el curso de "Cuidado y funcionamiento en personas con demencia".

Este curso pretende transmitir los conocimientos necesarios para comprender el marco conceptual en el que el Terapeuta Ocupacional desarrolla su trabajo con personas con demencia, su rol y competencias en este ámbito. Se estudiarán los modelos de trabajo más utilizados en el ámbito psicosocial, los métodos de evaluación y técnicas de intervención que se proponen desde cada perspectiva, que nos permitan aplicar con destreza el proceso de terapia ocupacional y formular y aplicar el tratamiento ocupacional más adecuado a las necesidades del enfermo.

Se pretende también, que el proceso se coherente y eficaz, para ello se describirán los diferentes métodos de evaluación de los resultados y control de calidad del proceso.

El curso tiene como objetivos principales

  • Evaluar las alteraciones de la EA, que de forma directa o indirecta tienen impacto en el desempeño de la actividad diaria.
  • Comprender la naturaleza ocupacional del ser humano, el proceso de adaptación de su actividad a lo largo de su vida en respuesta sus necesidad y la creación de identidad personal/social.
  • Utilizar los métodos de valoración del desempeño ocupacional, de los niveles independencia/dependencia funcional.
  • Saber planificar las actividades ocupacionales que busquen maximizar la funcionalidad del paciente y minimizar el esfuerzo del cuidador en cada estadio.

El curso tiene una duración de 51 horas dando comienzo el próximo 20 de mayo al 2 de junio

Durante estas semanas tendrán lugar dos seminarios presenciales impartidos por

  • Antonio M. Cardoso: Prof. Geriatría. Escuela de Enfermería y Fisioteparia Universidad de Salamanca
  • Raúl Juárez : Prof. Cuidados del Anciano de la Universidad de San Jorge (Zaragoza)
  • Silvia Puente: Fisioterapeuta. Centro de Referencia Estatal de Alzheimer de Salamanca
  • Fausto Barbero: Prof. Fisioterapia. Universidad de Salamanca
  • Roberto Méndez: Prof. Fisioterapia. Universidad de Salamanca

Estos seminarios tendrán lugar el día 25/05/2019 y 01/06/2019 en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León  (https://institutoneurociencias.org/) además de impartirse de manera online

El finalizar el curso se obtiene un diploma de la Universidad de Salamanca que acredita con 5 créditos de formación especifica. 

Los interesados en formalizar su matrícula deben dirigirse el Centro de Formación Permanente de la Universidad de Salamanca (haga click aquí) 

Si deseas más información puedes ponerte en contacto con nosotros en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono 677 860 126

 

 

 

Estimados amigos

De nuevo desde la Universidad de Salamanca y Formación Alzheimer os queremos invitar, en esta ocasión a participar en el curso de "Fisioterapia y Terapia Ocupacional en la enfermedad de Alzheimer y otras Demencias".

Además de todas las manifestaciones del deterioro cognitivo de la enfermedad de Alzheimer, se producen trastornos funcionales que afectan limitando la actividad del paciente en su autonomía, restringiendo la participación del enfermo en la sociedad, por lo que es necesario conocer cuáles son las actividades básicas e instrumentales que los seres humanos realizamos para mantener la independencia y cada una de las actividades limitadas a través de la valoración funcional

El curso tiene como objetivos principales

  • Definir las actividades de la vida diaria, especialmente los componentes básicos e instrumentales.
  • Conocer, utilizar y aplicar la Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud.
  • Utilizar las técnicas habituales de valoración funcional y manejar los instrumentos de valoración más utilizados.
  • Detectar alteraciones de la condición física y la presencia de deficiencias, discapacidades o limitaciones en la actividad que puedan condicionar restricciones en la participación.
  • Relacional con el contexto personal y el entorno la funcionalidad del individuo.
  • Conocer los principales facilitadores y restrictotes de la actividad.
  • Medir y diferenciar la situación de independencia funcional y la situación de dependencia.



El curso tiene una duración de 51 horas dando comienzo el próximo 6 de mayo hasta el 19 de mayo y dos sesiones presenciales los días 11 y 18 de mayo.

Durante estas semanas tendrán lugar dos seminarios presenciales impartidos por

  • Ana Belén Calvo Vera: Profesorado en Enfermería y Fisioterapia. Universidad de Salamanca
  • María Eugenia Iglesias: Terapeuta Ocupacional de de residencia San Rafael de Salamanca y Profesora de Universidad de Salamanca
  • Ana Isabel Rodríguez Hernández: Terapeuta ocupacional
  • Rosa Mª Sánchez Sánchez Terapauta Ocupacional de Residencia Ballesol de Salamanca y Profesora de Universidad de Salamanca.
  • José Ignacio Calvo Arenillas: Médico rehabilitador. Catedrático en Enfermería y Fisioterapia. Universidad de Salamanca.

 

El finalizar el curso se obtiene un diploma de la Universidad de Salamanca que acredita con 5 créditos de formación especifica. 

Los interesados en formalizar su matrícula deben dirigirse el Centro de Formación Permanente de la Universidad de Salamanca (haga click aquí) 

Si deseas más información puedes ponerte en contacto con nosotros en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono 677 860 126 

 

 

 

Estimados amigos

Os invitamos a participar en el curso de "Comunicación con el enfermo de alzheimer y adaptación al entorno". en su primera edición

El curso consta de dos módulos:

  • MÓDULO 1. Estrategias de comunicación con el enfermo de Alzheimer.
  • MÓDULO 2. Diseño de entornos facilitadores para personas con alzheimer.

El curso tiene una duración de 51 horas dando comienzo el próximo 18 de marzo hasta el 31 de marzo.

Durante estas semanas tendrán lugar dos seminarios presenciales y online impartidos por

  • Emma Rodero Antón: profesora de la facultad de. Ciencias Sociales y de la Comunicación. Universidad Pompeu Fabra
  • María José Moreno Juan: Directora Consultoría y Formación en ERROTU.-Fundación Aubixa

El curso se podrá seguir de manera presencial y online. Las sesiones presenciales tendrán lugar los días 23 de marzo y 30 de marzo.

El finalizar el curso se obtiene un diploma de la Universidad de Salamanca que acredita con 5 créditos de formación especifica, válido para presentar en oposiciones como méritos académicos y para convalidar por créditos de libre disposición además de por supuesto como méritos curriculares.

Los interesados en formalizar su matrícula deben dirigirse el Centro de Formación Permanente de la Universidad de Salamanca (haga click aquí)

Si deseas más información puedes ponerte en contacto con nosotros en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono 677 860 126.



Estimados amigos

Desde la Universidad de Salamanca y Formación Alzheimer os queremos invitar a participar en la nueva edición del curso de "Intervención Psicológica, Cognitiva y Conductual en las Demencias".

En el tratamiento de pacientes con demencia es necesario un abordaje terapéutico multidimensional, que integre estrategias no farmacológicas con finalidad terapéutica además del tratamiento farmacológico específico.

Las terapias no farmacológicas (TNFs) para las demencias deben aplicarse tras haber realizado una exploración neuropsicológica exhaustiva que establezca las características (fuerzas y limitaciones) cognitivas, síntomas conductuales, psicológicos y capacidades funcionales del paciente, con el fin de establecer unos objetivos terapéuticos específicos para cada paciente en particular. Los distintos tipos de TNFs tratarán de retrasar el deterioro, recuperar las funciones (cognitivas y conductuales) perdidas o mantener durante el mayor tiempo posible las que aún están preservadas, mejorar el control de los síntomas no cognitivos y aumentar, en lo posible, la calidad de vida del paciente. Existen numerosas clasificaciones de las TNFs, siendo importante conocer todos los tipos y sus aplicaciones con el fin de poder realizar un abordaje terapéutico integral de las personas con demencia, realizando programas de atención individualizados adaptados a cada paciente particular. La Asociación Americana de Psiquiatría (APA) ha clasificado los diferentes tipos de intervención psicosocial en cinco:

  • Terapias de enfoque emocional
  • Terapias de aproximación conductual
  • Terapias de enfoque cognitivo
  • Terapias de estimulación
  • Terapias orientadas hacia el/ la cuidador/a

Durante el curso se hará hincapié en los tipos de terapias que mayor literatura han generado, que mayor grado de recomendación tienen y que se utilizan con frecuencia en el tratamiento de las demencias (programas de estimulación y actividad, técnicas de modificación de conducta, entrenamiento en capacidades cognitivas específicas, estimulación multisensorial, entrenamiento en actividades de la vida diaria, nuevas tecnologías, etc). 

El curso tiene como objetivos principales

  • Saber analizar la situación cognitiva, psicológica y funcional previa a la realización de un programa de intervención no farmacológica.
  • Diferenciar cuáles son las capacidades y limitaciones cognitivas que presentan las personas con demencia en sus distintas fases.
  • Saber utilizar los tipos de terapias no farmacológicas aplicables en las demencias, cuándo y cómo llevarlas a cabo.
  • Saber integrar la intervención psicológica, conductual y cognitiva dentro del abordaje multidisciplinar de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. 

El curso tiene una duración de 51 horas dando comienzo el próximo 17 de febrero hasta el 3 de marzo. Durante estas semanas tendrán lugar dos seminarios presenciales los días 23 de febrero y 2 de marzo impartidos por

  • María LLorente Cano. Logopeda. Centro de referencia estatal de Alzheimer de Salamanca
  • Mireia Tofiño García. Terapeuta ocupacional. Centro de referencia estatal de Alzheimer de Salamanca
  • Cristina Jerano Río. Psicóloga. Profesora del departamento de Personalidad, Evaluación y tratamiento. Universidad de Salamanca
  • Noelia Flores RobainaPsicóloga. Profesora del departamento de Personalidad, Evaluación y tratamiento. Universidad de Salamanca

El finalizar el curso se obtiene un diploma de la Universidad de Salamanca que acredita con 5 créditos de formación especifica. 

Los interesados en formalizar su matrícula deben dirigirse el Centro de Formación Permanente de la Universidad de Salamanca (haga click aquí)

Si deseas más información puedes ponerte en contacto con nosotros en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono 677 860 126.

 

 

 

 

Un saludo

Estimados amigos

Desde la Universidad de Salamanca y Formación Alzheimer os queremos invitar a participar en el curso de "Evaluación y Diagnóstico Psiquiátrico, Neuropsicológico y Conductual en las demencias".

El curso ofrece la posibilidad de discriminar entre las manifestaciones psíquicas que requieren un tratamiento específico y aquellas que son reacciones vitales ante el enfermar. Las primeras en no pocos casos están entre las alteraciones más problemáticas para estos pacientes y sus familias. En este curso, se pretende que el alumno conozca las principales manifestaciones psiquiátricas de las demencias, desde el punto de vista fenomenológico, y que adquiera conocimiento de los métodos habituales de su valoración.

Objetivos del curso

  • Analizar los síntomas y signos cognitivos, afectivos y conductuales sugestivos de alteración psíquica
  • Comprender los fundamentos de estos trastornos y de su tratamiento general
  • Conocer los principales signos y síntomas de los trastornos afectivos y psicóticos
  • Saber diferenciar entre reacciones vitales y alteración mental

El curso tiene una duración de 51 horas dando comienzo el próximo 04 de febrero hasta el 17 de febrero. Durante estas semanas tendrán lugar dos seminarios presenciales los días 9 y 16 de febrero, impartidos por

  • Vicente Molina Rodríguez Profesor titular de Psiquiatría, Universidad de Valladolid
  • Manuel Vilariño Vázquez Facultad de Psicología de la Universidad de Santiago de Compostela
  • Israel Contador Castillo Prof. Contratado Doctor Dpto. Psicología Básica, Psicobiología y Metodología de las CC del Comportamiento.
  • Jordi Peña Casanova Jefe de la Sección de Neurología de la Conducta y Neuropsicología del Instituto Municipal de Asistencia Sanitaria (IMAS), de Barcelona

El finalizar el curso se obtiene un diploma de la Universidad de Salamanca que acredita con 5 créditos (ECTS) de formación especifica.

Los interesados en formalizar su matrícula deben dirigirse el Centro de Formación Permanente de la Universidad de Salamanca (haga click aquí) 

Si deseas más información puedes ponerte en contacto con nosotros en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono 677 860 126

 

 

 

Estimados amigos

Desde Universidad de Salamanca y Formación Alzheimer continuamos con nuestros cursos de formación centrados en las demencias y la enfermedad de Alzheimer.

En esta ocasión os invitamos a participar en el curso de "Curso Diagnóstico clínico integral y tratamiento farmacológico en demencias no Alzheimer".

El curso tiene como objetivos principales

  • Diferenciar los diferentes signos y síntomas de las diferentes enfermedades neurodegenerativas.
  • Comprender la íntima relación entre la sintomatología y la localización neuroanatómica de la patología
  • Evaluar la constelación de síntomas y signos que hacen sospechar las diferentes entidades nosológicas
  • Saber los aspectos terapéuticos comunes y diferenciales en los diferentes tipos de demencia
  • Utilizar las bases biológicas, sintomatología, criterios diagnósticos y terapéuticos de cada enfermedad

La demencia es un síndrome clínico producido por diferentes enfermedades. Además de la enfermedad de Alzheimer, la causa más común, existen otros muchos procesos y enfermedades como la demencia vascular que pueden conducir al estado de demencia. Dentro de las enfermedades neurodegenerativas las enfermedades más relevantes son la demencia por cuerpos de Lewy que aúna “características” tanto de la enfermedad de Alzheimer como de “la enfermedad de Parkinson y la demencia fronto-temporal en sus distintas formas (variante frontal, afasia progresiva no fluente y demencia semántica) que produce prominentes cambios de conducta y/o alteraciones del lenguaje. El objetivo de la asignatura es presentar las enfermedades que se presentan con más frecuencia en el diagnóstico diferencial de la enfermedad de Alzheimer con sus criterios diagnósticos y aspectos terapéuticos específicos.

El curso tiene una duración de 51 horas dando comienzo el próximo 7 de enero hasta el día 20 de enero

Durante estas semanas tendrán lugar dos seminarios presenciales que también se podrán seguir de manera online los días 12-01-2019 y 19-01-2019 impartidos por

  • José Carlos Morán Sánchez: Servicio de neurología. Hospital Universitario de Salamanca
  • Purificación Cacabelos: Servicio de neurología. Hospital Universitario de Salamanca
  • José Luis Dobato: Servicio de neurología.Fundación hospital Alcorcón

 

El finalizar el curso se obtiene un diploma de la Universidad de Salamanca que acredita con 5 créditos de formación especifica. 

 

Los interesados en formalizar su matrícula deben dirigirse el Centro de Formación Permanente de la Universidad de Salamanca (haga click aquí) 

Si deseas más información puedes ponerte en contacto con nosotros en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono 677 860 126

 

 

 Un saludo

Estimados amigos

Un año más Universidad de Salamanca y Formación Alzheimer comenzamos con nuestros cursos de formación centrados en las demencias y la enfermedad de Alzheimer.

En esta ocasión os invitamos a participar en el curso de "Detección temprana de la demencia y la actuación en el diagnóstico clínico y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer".

El curso tiene como objetivos principales

  • Analizar situaciones en las que es posible sospechar la aparición de la enfermedad.
  • Saber cuáles son los principales síntomas de sospecha de la aparición de demencia y qué actuaciones deben llevarse a cabo para procurar una intervención precoz.
  • Utilizar las herramientas útiles para establecer el diagnóstico precoz y los protocolos de derivación en los diferentes ámbitos profesionales.
  • Comprender la trascendencia de demorar el diagnóstico precoz en sujetos que tienen responsabilidades laborales, familiares, patrimoniales, etc.

Este curso ofrece la posibilidad de familiarizarse con las herramientas básicas para llevar a cabo la detección precoz de los sujetos que presentan deterioro cognitivo o demencia. Los pacientes con demencia presentan deterioro de las funciones cognitivas, por lo que un mejor conocimiento de los síntomas iniciales y de las pruebas de despistaje debe contribuir a optimizar los recursos (sociales, sanitarios, jurídicos, laborales, ocio, etc.) que puedan ofertarse a estos pacientes y a sus familiares para mejorar la evolución de la enfermedad.

El curso tiene una duración de 51 horas dando comienzo el próximo 18 de noviembre hasta el 2 de diciembre.

Durante estas semanas tendrán lugar dos seminarios presenciales y online impartidos por

  • Emiliano Rodríguez: Miembro de la Unidad de Investigación La Alamedilla (SACYL)
  • Sara Mora Simón: Miembro de la Unidad de Investigación La Alamedilla (SACYL)
  • Julio Pascual Gómez: Jefe del servicio de neurología, Hospital Central de Asturias

 

El curso se podrá seguir de manera presencial y online. Las sesiones presenciales tendrán lugar los días 24 de noviembre y 1 de diciembre..

El finalizar el curso se obtiene un diploma de la Universidad de Salamanca que acredita con 5 créditos de formación especifica, válido para presentar en oposiciones como méritos académicos y para convalidar por créditos de libre disposición además de por supuesto como méritos curriculares.

Los interesados en formalizar su matrícula deben dirigirse el Centro de Formación Permanente de la Universidad de Salamanca (haga click aquí)

Si deseas más información puedes ponerte en contacto con nosotros en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono 677 860 126.



 

Vamos a pasar a continuación a describir las principales complicaciones de los pacientes que padecen alguna demencia:

ACCIDENTES/CAÍDAS/FRACTURAS: Los riesgos de accidentes sean domésticos o no, son importantes. Deben tomarse cuantas precauciones se puedan en cuanto al manejo de gas, aparatos eléctricos, mecheros, productos químicos, etc.; por los riesgos de siniestros. Evitar las salidas a la calle solo, asegurar el control de puertas para evitar fugas. Las caídas son frecuentes en los dementes por las alteraciones que aparecen en la marcha-deambulación, equilibrio y por la tendencia al vagabundeo. Se ven acentuadas por la toma de fármacos especialmente los que desarrollan efectos extrapiramidales.

Además, se unen otros riesgo intrínsecos de caídas que presentan los mayores como déficits de los órganos de los sentidos (vista y oído), problemas osteomusculares, etc. La incidencia de caídas en los dementes viene a ser del 40-50 %, de las que un 25% acaban con fracturas, especialmente de fémur. Al mismo tiempo, sabemos que el 50% de los que sufren una caída, vuelven a caerse en el curso del mismo año. El hecho en sí de padecer una demencia, constituye un factor de riesgo de caídas, hasta el punto de que éstas, forman parte de los síntomas clínicos necesarios y definitorios, para el diagnóstico de algún tipo de demencia, como ocurre con la Demencia por Cuerpos Difusos de Lewy. Los mayores riesgos de caídas ocurren en el hogar, sobre todo en el baño. Para evitarlas se debe eliminar cuantas barreras sean posibles (cables, muebles, alfombras...). Las caídas, bien por su riesgo de fracturas, como por el desarrollo del síndrome postcaída, complicarán aún más el manejo posterior del demente, conduciendo en ocasiones a un Síndrome de Inmovilidad.

 

MALNUTRICIÓN: La demencia en sí, constituye un factor de riesgo de Malnutrición Proteico- Calórica. Los dementes en general presentan menos peso que las personas mayores no dementes. El proceso de la alimentación se ve influenciado por varios factores, como son la indiferencia por la ingesta, otras veces ocurre un verdadero rechazo a la misma por trastorno del comportamiento alimentario, trastornos de conducta en general, disfunciones de los órganos de los sentidos (vista, olfato y gusto), la interferencia de fármacos, las apraxias deglutorias y disfagia orofaríngea, etc. Además los dementes presentan un estado de hipercatabolismo proteicocalórico, en función del alto grado de estrés al que están sometidos, erratismo, contracciones musculares involuntarias (mioclonías, etc.), que hace que puedan presentar requerimientos adicionales calóricos, que algunos autores cifran entre las 600 y 1.600 Kilocalorías/día.

En las últimas fases, es frecuente que en el propio acto de la ingesta sufra aspiraciones broncopulmonares, llegando a verdaderos dilemas en cuanto al uso o no de sistemas alternativos como sondas, que no parecen mejorar la supervivencia y por el contrario generan un disconfort e instrumentalización cuestionable. La hidratación debe cuidarse pues rechazan sistemáticamente la ingesta hídrica; se le suministrarán líquidos de su agrado e incluso en forma de gelatinas que aporta abundante líquido y evitan aspiraciones. Los requerimientos diarios de líquidos deben ser entre 1,5-2 litros/día. Los alimentos y líquidos, se darán a temperatura agradable, en personas poco sensibles a los cambios de temperatura. ¡Comprobar la temperatura! La alimentación debe ser variada, con abundantes vegetales-fibra para evitar el estreñimiento. Los horarios de comida deben ser regulares. El control de peso y otras medidas de observación indirecta (talla de ropa) deben efectuarse de forma periódica. Al mismo tiempo, la valoración nutricional debe formar parte de los exámenes periódicos que se lleven a cabo en estos pacientes, a fin de evitar la malnutrición proteico-calórica y otro déficits nutricionales.

INCONTINENCIA: La incontinencia es un problema frecuente en los dementes hasta llegar a cifras de un 50% para la incontinencia urinaria y de un 35% para la incontinencia fecal. Provoca grandes cargas de trabajo, y es otro factor de predicción para la institucionalización. Ante toda incontinencia es preceptivo descartar enfermedades o factores predisponentes como prostatismo, infección del tracto urinario, toma de diuréticos, etc. Una vez descartadas o corregidas las anteriores, si persiste la incontinencia, se tomarán las siguientes recomendaciones:

  • Evitar la ingesta líquida nocturna.
  • Señalizar el baño y si es preciso adaptar técnicamente, para que se familiarice con él.
  • Si corre riesgos nocturnos, recurrir a cuña u orinal.
  • Establecer un control miccional a intervalos de tiempo e incluir en programa de reeducación esfinteriana. Estos sistemas no se aplican en los centros de forma sistemática como sería deseable. En fases iniciales suele dar buen resultado y aumentan la calidad de vida del usuario, así como su autoestima y dignidad.
  • Uso del absorbente adecuado con arreglo a la cuantía, tamaño. Normalmente se abusa del consumo y se inicia precozmente y durante franjas horarias en las que no sería necesario.
  • Actualmente el sondaje tan sólo se utiliza ante incontinencias completas y con riesgos añadidos (obstrucción urinaria o escaras). Contemplar los riesgos añadidos del sondaje (irritativos, higiénicos, manipulaciones, infección, etc.)

ÚLCERAS POR PRESIÓN: Aparecen como consecuencia de la concomitancia de factores favorecedores (incontinencia, falta de higiene, inmovilidad o encamamiento con puntos de apoyo-presión continuados, etc.). La falta de movilidad y de cambios posturales constituyen los principales factores de riesgo para su aparición. Provocan efectos devastadores en los dementes y consume gran cantidad de recursos asistenciales. La lucha contra ellas, radica en la prevención mediante: movilización, cambios posturales, higiene exhaustiva, control de la micción/ defecación

 

ENFERMEDADES ASOCIADAS

En el demente, puede asociarse cualquier tipo de enfermedad, que hará un manejo más complicado tanto de la enfermedad añadida, como de la demencia de base. Existen una serie de enfermedades que aparecen sobremanera en éstos, nos referimos a las infecciones y alteraciones de las que es de destacar el estreñimiento.

INFECCIÓN RESPIRATORIA: En algunos casos aparecen en un demente que previamente padecía una obstrucción crónica al flujo aéreo u otra afección respiratoria; otras veces, no existían antecedentes de patología respiratoria previa. En cualquiera de los casos, hemos de tener presente que nos encontramos ante personas con mermas neurológicas que se traducen en una mala coordinación del reflejo de la tos y expulsión de secreciones así como con gran riesgo de broncoaspiraciones por la disfagia orofaríngea y apraxias deglutorias. Hemos estar especialmente atentos y sospechar estos cuadros por la incapacidad de expresión de los mismos por el demente así como por su presentación atípica. La lentitud en el diagnóstico hace que a veces llegue el cuadro ya sobrepasado en forma de bronconeumonía.

INFECCIÓN DEL TRACTO URINARIO: La hiperplasia prostática en el varón y las anomalías estructurales y urodinámicas en ambos sexos, unido a la incontinencia urinaria, rascado involuntario con arrastre de gérmenes y la falta de higiene, constituye uno de los factores de predisposición hacia la infección urinaria.

INFECCIONES BUCODENTALES: La caries y la enfermedad periodontal previa, unidas a la presencia de restos radiculares, agravadas por una higiene bucodental deficiente, hacen mella en los dementes. En estadios iniciales de la demencia, se deben realizar cuantas extracciones se presuman que van a ser necesarias; pues en fases avanzadas resulta complicado debiendo a veces recurrir a anestesia general con los riesgos que conlleva. Las infecciones en cualquiera de sus variantes, no cursan por lo general en el anciano con picos febriles tan manifiestos como en los adultos. Debemos tener presente la hipotermia del anciano, pues a veces no se concede importancia a cuadros con febrícula que traducen una infección franca. En no pocos casos, las infecciones se manifiestan de forma atípica, con escasa o nula fiebre, apatía, decaimiento y mayor deterioro cognitivo ó bien con un cuadro o Síndrome Confusional Agudo sobre la demencia de base que padece. Todo ello nos debe poner en alerta, ante cualquier demente, que empeore de forma brusca y sin causa explicable, buscando infecciones en cualquiera de los focos comentados.

ALTERACIONES GASTROINTESTINALES:

ESTREÑIMIENTO El estreñimiento es frecuente en los dementes y en ocasiones suele pasar desapercibido. La toma de ciertos fármacos como los neurolépticos, favorece aún más la tendencia al estreñimiento. La persistencia de estos cuadros origina fecalomas de dificultosa extracción. Debido a la falta de percepción del estreñimiento por parte de los dementes, es recomendable que los cuidadores lleven una hoja de registro o control del ritmo intestinal. Debe lucharse contra la inmovilidad que constituye uno de los principales factores de riesgo del estreñimiento, llevar una dieta rica en frutas, verduras y fibra. Usar laxantes según el cuadro y por último recurrir al uso de enemas bajo prescripción

Se trata sin duda de uno de los síntomas peor soportados por el entorno del demente (familia y sociedad). Además son vivenciados de una forma especialmente catastrofista, denigrante y humillante. Al mismo tiempo constituyen un factor pronóstico de primer orden para la institucionalización. Generalmente, aparecen en fases leves y moderadas de la enfermedad, es decir al inicio y etapa intermedia, desapareciendo en las últimas fases en las que el grado de deterioro global es tan alto que no tienen capacidad para su expresión. Los síntomas conductuales pueden ser muy variados y floridos, adquiriendo una prevalencia elevada. 

 

1.- Delirios

Son trastornos del pensamiento en los que se expresa una idea o realidad errónea o imposible. Existe una pérdida del contacto con la realidad y por tanto no debe pretenderse convencer al individuo de su error, ya que éste no lo percibe. Su frecuencia varía según las series consultadas, sin embargo como promedios podrían cifrarse en torno al 25-75 %. Se observan con más frecuencia dentro del ámbito institucional, y esto obedece a que efectivamente los casos más dificultosos en su manejo son derivados a este medio (ya hemos referido que son un predictor de institucionalización). Por lo general los delirios del demente no suelen tener un grado de estructuración y elaboración tan complejos como los de otras patologías psiquiátricas. Suelen acompañarse de otras manifestaciones, destacando la agresividad tanto verbal como física. Son temas recurrentes de delirios: robo, infidelidad, celos, impostores, suplantaciones, etc.

2.- Alucinaciones

Son percepciones sensoriales (visuales, auditivas, olfatorias, etc.) anómalas, que no han tenido lugar en la realidad, pero que el individuo las percibe como ciertas. La afectación de los órganos de los sentidos que acontece en el envejecimiento, predispone hacia éstas. Pueden llegar a presentar tasas entre el 15-50 %, con mayor predominio de las visuales, seguidas de las auditivas. A medida que progresa la enfermedad van haciendo aparición y se consolidan las alucinaciones siendo más frecuentes en la etapa media-avanzada de la enfermedad.

3.- Anomalías en el reconocimiento (Falsas identificaciones)

Consisten en identificaciones erróneas de personas u objetos. Se trata de actos de difícil definición ya que pueden quedar enmascarados por las agnosias así como por los delirios y alucinaciones. Aparecen en el 25-50 % de los dementes en algún momento de su evolución. Las variedades que pueden darse son múltiples: - Falsos Reconocimientos de Familiares = Prosopagnosias (confunde al marido con el hijo o con su padre, etc.) - Fantasmas en el domicilio - Relación con los espejos

4.- Trastornos de la personalidad

Probablemente, se trate del síntoma más prevalente de las demencias; apareciendo en el 95 % de los casos. En su génesis intervienen la dificultad que presenta el sujeto para adaptarse a situaciones de la vida diaria y las respuestas descoordinadas de éstos. Aparecen en estadios precoces, siendo a veces la primera señal de alarma de la enfermedad. Los dementes se vuelven más intransigentes, más rígidos y rudos, con agitación y agresividad, etc.; otras veces se tornan apáticos, retraídos, con tendencia a la desinhibición, egocéntricos. Pierden el interés por sí mismos y por el entorno, abandonan el aseo, afeitado, dejan de arreglarse, se visten desaliñadamente y con ropa sucia, etc.

 

5.- Trastornos en el comportamiento

Vagabundeo o Erratismo: Se denomina así a la tendencia al paseo errático y sin rumbo que presentan los dementes. “parece como si buscasen algo o a alguien”. Se exacerba por las noches como consecuencia de la desorientación nocturna. Constituye una fuente de riesgos apreciable en forma de caídas, accidentes, etc.; así como un foco de estrés de los cuidadores y familiares. Aparece en torno al 60 % de los dementes. No tienen un tratamiento específico, ahora bien, debemos evitar reprimir esta tendencia mediante sujeciones u otros artilugios, ya que aumentan el nivel de excitación y ansiedad. Por el contrario deben favorecerse mediante pistas para erráticos con medidas de seguridad en centros institucionales.

Inquietud o Agitación Psicomotriz: Denominamos como tal a aquella situación en la que el paciente precisa estar moviéndose continuamente o manipulando objetos. A veces se acompaña de otras alteraciones que lo exacerban como ansiedad, insomnio, etc. Aparece en fases intermedias y avanzadas de la enfermedad.

Agresividad: Puede ser verbal manifestada en forma de hostilidad, insultos y gritos; o bien física contra el entorno o contra sí mismos. Puede aparecer en cualquier fase de la enfermedad, aunque probablemente sea más típica de la fase intermedia o moderada. Suele originar graves problemas en el manejo de estos pacientes, hasta el punto que constituye el primer determinante de institucionalización. Evolucionan por brotes a lo largo de la enfermedad. Sin embargo esto no debe hacernos caer en la dejadez y no chequear causas añadidas de irritabilidad como dolores, infecciones, etc., de las cuales el demente no puede advertirnos.

Disfunciones Sexuales: En los dementes son frecuentes y pueden tener un amplio abanico de presentación desde la apatía, al exhibicionismo, tocamientos, actividad sexual compulsiva, cambio en la apetencia de sexo, etc.

Trastornos del Apetito: Del mismo modo encontramos situaciones que pueden ir desde la anorexia extrema a la bulimia más compulsiva. Incluso en un mismo enfermo se pueden alternar ambas.

Depresión: La demencia multiplica el riesgo de padecer una depresión en 3-4 veces. Así, es fácil encontrar prevalencias de depresión en dementes que sobrepasan las cifras del 30-50 %. Aparece en fases iniciales de la enfermedad, cuando el sujeto percibe sus fallos y lagunas. Además, corrobora la teoría esbozada de la conservación neuronal (es necesario conservar un nivel mínimo, para poder llegar a deprimirse). Por otra parte, parece que también en los dementes se producen modificaciones en los neurotransmisores. La depresión en el demente ha de chequearse de forma sistemática, ya que podría pasar desapercibida por la falta de queja del propio paciente.

Insomnio: Es un trastorno habitual en los dementes. Sin embargo no todos los autores lo entienden como insomnio sino que algunos lo interpretan como una incapacidad para mantener el sueño o alteración del ritmo nictameral. Contribuyen a ello la citada desorientación nocturna así como la irritabilidad y agitación que les produce la noche.

 

 

 

Si deseas formarte como profesional en el área de las demencias y la enfermedad de Alzheimer con el mejor grupo de expertos e investigadores a nivel nacional, consulta nuestro programa de títulos de la Universidad de Salamanca. 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o en el teléfono 677 860 126

Trastornos del sueño

En ocasiones, estos pacientes muestran síntomas de lo que se denomina inversión de la pauta del sueño (despiertos la mayor parte de la noche y dormidos durante el día). Este trastorno se une a la desorientación general del paciente sobre todo la temporal que provoca que la persona se despierte sin tener conciencia de la hora y el lugar donde se encuentra. Son muchos los motivos que originan esta alteración, desde cambios de medicación, modificaciones en el ambiente, la propia enfermedad, las manifestaciones depresivas o al tipo de vida que lleve el enfermo. El paciente suele dormir mal por las noches en todas las fases de la enfermedad, siendo este uno de los problemas que más desazón causa a los cuidadores.

La recuperación de un adecuado patrón de sueño nocturno es una tarea difícil y generalmente con poco éxito; no obstante se deben poner en marcha las siguientes acciones:

  • Hacerle sentir que siempre habrá alguien a su lado para acompañarle y ayudarle. 
  • Procurar que tenga debidamente satisfechas el resto de sus necesidades básicas: alimentación, eliminación, higiene, vestido, comunicación, entretenimiento, etc..
  • Intentar que se acueste limpio, agradablemente cansado, sin hambre, con ropa cómoda y adecuada, en una cama confortable, rodeado de un ambiente sin factores distorsionantes, etc.
  • Realizar cada día higiene del sueño, haciendo del momento de dormir un rito rutinario: misma hora, igual proceso, etc.
  • Procurar un ambiente que invite al descanso: música tranquilizante, relajación, leerle un rato, contarle o dejarle que te cuente alguna historia, etc.
  • Hacer que permanezca en la cama siempre el mismo tiempo aunque no esté durmiendo y establecer también una rutina para que se levante.
  • Evitar periodos de dormir durante el día de más de 30 minutos
  • Si se levanta desorientado a media noche y decide la realización de un actividad que no son propias ni del lugar ni de la hora (hacer la maleta para irse a su casa, irse a la cocina a comer, vestirse para salir, etc.) no intentar razonar acerca de lo inadecuado de su proceder, entretenerlo con alguna otra actividad e intentar la vuelva a la cama. Si permanece el empeño dejar hacer y controlar a distancia, así como extremar las medidas de seguridad: cerrojos en puertas y ventanas, rejas en sitios peligrosos, etc. En estas circunstancias mantener la tranquilidad.
  • A la hora de dormir demostrar seguridad y afectividad. • En relación a la alimentación, procurar cenas ligeras, evitar bebidas excitantes.
  • Evitar las barreras arquitectónicas que pudieran generar accidentes si se levanta por la noche. Procurar un ambiente confortable en la habitación

 

Trastornos del comportamiento

Los más frecuentes son la agresividad, repetición de palabras y acciones, alucinaciones, apatía, inactividad, delirios, vagabundeos etc. Este tipo de manifestaciones siempre deben interpretarse como síntomas propios de la enfermedad. Constituyen la principal fuente de sobrecarga para los cuidadores y son la causa más frecuente de institucionalización precoz, con el consiguiente impacto emocional para los familiares y socio-económico.

Es importante resaltar que la evaluación detallada y minuciosa de cada uno de los síntomas permitirá siempre una orientación terapéutica más específica y eficaz. El primer paso consiste en la información adecuada y completa al cuidador personas mayores y formarlo en la aplicación de estrategias diversas con las que poder afrontar y paliar las repercusiones de los trastornos de conducta y síntomas psicológicos.

  • Tener en cuenta que estos trastornos no se realizan de forma intencionada y que en ocasiones las técnicas de modificación de conducta, si se realizan de forma sistemática, consiguen disminuir estas alteraciones.
  • En todos los casos las pautas a seguir para conseguir disminuir estos síntomas estarán enfocadas a tranquilizar al paciente y desviar la atención a otras tareas.
  • Lo más importante es nunca regañar ni gritar y hablar con tono de voz tranquilo.
  • Evitar las situaciones que generan dichas alteraciones e intentar mantener las rutinas y las actividades diarias.
  • Utilizar medidas de seguridad y protección que eviten los riesgos de padecer accidentes.
  • La actividad física regular controlada, ayudará a disminuir los trastornos del comportamiento.
  • Consultar con el médico ante la persistencia de los síntomas 
Página 1 de 5
LO ULTIMO EN TWITTER...

Datos de contacto

 

Teléfono y Whatsapp: +34 677 860 126

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

   Facebook: Dale al "Me gusta" en nuestra página

   Twitter: Síguenos en Twitter

   Linkedin: Únete a nuestro Linkedin

Servicio Demencias y Alzheimer USAL

donacion de cerebros